viernes, 18 de mayo de 2018

LA PLANTA INSOLENTE DEL COMANDO SUR


Luis Britto García


     Alguna vez dije que vivíamos en la época del imperialismo humanitario y el genocidio filantrópico. Prueba de ello, el plan Masterstroke, del almirante Kurt Tidd, comandante en jefe del South Command, sección del ejército de una potencia del Norte que nada tiene que hacer en nuestro Sur (http://www.voltairenet.org/article201091.html.). 

   Lo publica Voltairenet; lo comenta Stella Calloni, especialista en operaciones de genocidio, y su contenido es coherente con anteriores políticas y documentos de Washington.  Si el dueño del circo  “no descarta” la intervención armada contra Venezuela, es creíble que los payasos disparen papelillo.

    El solo título, “Plan to overthrow the Venezuelan Dictatorship” (Plan para derrocar la dictadura venezolana), es ya una confesión delictiva. En términos  de la Carta de la ONU y de la de la OEA, ningún Estado puede ni debe intervenir en las cuestiones internas de otro, y mucho menos derrocar su gobierno.

    A confesión de parte, relevo de pruebas. Tidd confiesa desvergonzadamente en el texto  la implicación de su gobierno en las acciones contra Venezuela: “Es tiempo de que Estados Unidos pruebe, con acciones concretas, que está implicado en el proceso de derrocar la dictadura venezolana, lo cual significará un punto decisivo”.

    Pero también admite con mayor cinismo todavía que ese proceso no va a ser cumplido por  venezolanos, pues las fuerzas opositoras “no tienen el poder de poner fin a la pesadilla”, ya que “las disputas internas, la supremacía de los favoritismos particulares, la corrupción similar a la de sus rivales, su escaso arraigo, no les garantizan la oportunidad de aprovechar la situación y dar los pasos necesarios”.

        Mayor desprecio no puede caber hacia los opositores en cuyo beneficio se pretende destruir un país. Esta oposición perniciosa es además minoritaria, pues  el plan está dirigido contra “los ciudadanos de menores ingresos -quienes apoyan a los gobernantes actuales” –o sea, la mayoría democrática.

         El almirante  desarrolla su plan para exterminarla:“-Obstruir completamente las importaciones, y al mismo tiempo, desalentar a los potenciales inversionistas extranjeros a fin de contribuir a hacer más crítica la situación de la población -sobre todo en lo relativo al combustible, esencial para cualquier intento de recuperación de la economía nacional”.

    A fin de agravar la crisis que supuestamente quiere solucionar, el humanitario Comando Sur propone: “Alentar la insatisfacción popular incrementando la escasez y el alza en precio de los alimentos, medicinas y otros bienes, con la intención de provocar la deserción de los ciudadanos por todas las fronteras, poniendo en riesgo así la seguridad nacional de los países fronterizos. Causando víctimas y haciendo responsable al gobierno de ellas. Exagerando ante el mundo la crisis humanitaria a la cual ha sido sometido el país”. No se olvidan detalles: hay que estructurar un plan para lograr la profusa deserción de los más calificados profesionales, a fin de “dejarlo absolutamente sin profesionales”, lo que agravará todavía más la situación interna, y culpar de ello al gobierno.

    Un “Golpe Maestro” no ahorra crímenes: “Incrementar la inestabilidad interna hasta un nivel crítico  intensificando la descapitalización del país, la fuga de las divisas extranjeras y el deterioro de su base monetaria, provocando la aplicación de nuevas medidas inflacionarias que incrementen su deterioro y que simultáneamente provoquen a los ciudadanos de menores ingresos -quienes apoyan a los gobernantes actuales- y a aquellos que están en mejor situación, a ver su status social como amenazado”.

    No se le escapa al aprovechado almirante que a pesar de todas estas fechorías,  una oposición minoritaria, sin poder, “de escaso arraigo”, sumida en “disputas, favoritismos y corrupción” seguramente será incapaz de arrebatarle el gobierno a la mayoría democrática. Por tanto, se impondrá la democracia minoritaria con los métodos más antidemocráticos: “Usar a los  oficiales del ejército como una solución alternativa o definitiva… endureciendo las condiciones dentro de las Fuerzas armadas para que ejecuten un golpe antes de que acabe el año  2018”.
  
    Pero Estados Unidos y cierta oposición llevan veinte años fraguando un golpe de Estado   que nunca cuaja. Habrá entonces que derrocar al gobierno con fuerzas foráneas.  A tal fin, urge Tidd “Apelar a los aliados domésticos, así como a otras personas insertas desde el exterior en la escena nacional a fin de que generen protestas, motines e inseguridad, saqueos, robos, asaltos y secuestros de transportes de naves y de otros medios de transporte, con la intención de sumergir al país en una crisis a través de las fronteras y otras posibles vías, dificultando de tal modo la Seguridad Nacional de los países fronterizos. Causando víctimas y haciendo al gobierno responsable de ellas. Magnificando ante el mundo la crisis humanitaria a la cual el país ha sido sometido”. “Avanzar en la instalación en bases de aeroplanos de combate y helicópteros, vehículos blindados, posiciones de inteligencia, y unidades militares especiales y logísticas (de policía y militares, fiscales de distrito y prisiones)”.

    O, para hablar más claro: la imposición por la fuerza bruta de ejércitos de ocupación extranjeros, pues los estadounidenses generosamente están dispuestos a sacrificar como carne de cañón ciudadanos de otros países latinoamericanos: “Comprometer a Brasil, Argentina,  Colombia y Panamá para contribuir con un mayor número de tropas, para utilizar su proximidad geográfica y su experiencia en operaciones en regiones selváticas. Fortalecer su condición internacional con la presencia de unidades de combate de los Estados Unidos de América y los países citados, bajo el comando de un Estado Mayor conjunto dirigido por Estados Unidos”. Los estadounidenses estarán allí para fortalecer y comandar: que los desechables hispanos se quemen el pecho por ellos.

    Se engañan entonces los opositores que anhelan  una fotogénica invasión de rubios marines airosamente uniformados. Estados Unidos utiliza actualmente en sus guerras sucias los más inmundos mercenarios. Planea Tidd “Reclutar paramilitares principalmente en los campos de refugiados en Cúcuta, la Guajira y el Norte de  Santander, áreas densamente pobladas por ciudadanos colombianos que emigraron a Venezuela y ahora regresan huyendo del régimen, para intensificar las actividades desestabilizadoras en la frontera común entre ambos países. Hacer uso del espacio vacío dejado por las FARC, la beligerancia del ELN y las actividades en el área del Clan del Golfo. Preparar la involucración de fuerzas aliadas en soporte de los oficiales venezolanos para controlar la crisis interna, en caso de que estos  retarden demasiado  tomar la iniciativa”. También hay que “Continuar el fuego en la frontera común con Colombia. Multiplicando el tráfico de combustible y otros bienes. El movimiento de paramilitares, incursiones armadas y tráfico de drogas. Provocando incidentes armados con las fuerzas venezolanas fronterizas de seguridad”.

     El South Command viene por sangre; y para encauzar la inundación, hay que  “Organizar el aprovisionamiento y el relevo de tropas y del soporte médico y logístico desde Panamá. Hacer buen uso de las facilidades de vigilancia electrónica y señales de inteligencia; de los hospitales y sus dotaciones desplegadas en Darién, los aeródromos equipados del Plan Colombia, así como de los campos de aterrizaje de las antiguas bases militares de Howard y Albrook, así como la perteneciente a Río Hato. En adición, el Centro Humanitario Regional de las Naciones Unidas, diseñado para situaciones d catástrofe y emergencia humanitaria, que dispone de un aeropuerto y de sus propios alojamientos”.

   No hay canallada  sangrienta sin  hipocresía leguleya. Para aniquilar un país que no ha agredido a nadie, según Tidd se debe: “Desarrollar la operación bajo bandera internacional, patrocinada por la Conferencia de Ejércitos Americanos, bajo la protección de la OEA y la supervisión en el contexto legal y mediático del secretario general Luis Almagro. Declarar la necesidad de que el comando continental sea fortalecido para actuar, utilizando el instrumento de la Carta Democrática Interamericana, a fin de evitar la ruptura del orden democrático”. Y en fin, “Promover la solicitud del envío de una fuerza militar de la ONU para la imposición de la paz”.
    En resumen: Masterstroke planea asaltar Venezuela, la nación que libertó cinco países latinoamericanos, con una horda de ejércitos extranjeros. ¿Le habrá contado alguien a Kurt Tidd que existe un veto en el Consejo de Seguridad de la ONU que puede detener esta canallada? 

   Este era también el Plan Maestro de Inglaterra, Alemania e Italia cuando con quince acorazados bloquearon, asaltaron y saquearon nuestras costas en 1902. A la voz de “La Planta Insolente del extranjero ha profanado el sagrado suelo de la Patria” acudió un ejército de cien mil voluntarios, y los imperios se retiraron, hasta el día de hoy y por los siglos de los siglos, Amén. 
   Elige con quién estás hoy.

PD: Debido a las deficiencias de internet en CANTV, este artículo aparece una vez más sin las acostumbradas ilustraciones.
Por otra parte, llevo dos semanas reportándole a CANTV la avería de mi teléfono 212 9914261. A ver si por este medio se enteran. 


VEA EN YOUTUBE:
LA PLANTA INSOLENTE: VENEZUELA CONTRA SEIS IMPERIOS
Cómo Venezuela ganó la Guerra de Cuarta Generación en el siglo XX
DIRECCIÓN: Román Chalbaud GUIÓN: Luis Britto García
INAUGURAMOS PÁGINA WEB:
COMO MUCHOS DE MIS LIBROS ESTÁN AGOTADOS, CON LA INVALORABLE COLABORACIÓN DE RAFAEL PIRE CORDERO INAUGURAMOS LA  PÁGINA WEB:
DONDE EL LECTOR ENCONTRARÁ LOS SIGUIENTES TÍTULOS: 

TODO EL MUNDO ES VENEZUELA/ LA CIENCIA, FUNDAMENTOS Y MÉTODO / CONCIENCIA DE AMÉRICA LATINA/ RAJATABLA/ AMÉRICA NUESTRA, INTEGRACIÓN Y REVOLUCIÓN, TOMOS  I Y 2./ DEMONIOS DEL MAR: PIRATAS Y CORSARIOS EN VENEZUELA, 1528-1727 / DICTADURA MEDIÁTICA EN VENEZUELA / LA MÁSCARA DEL PODER: DEL GENDARME NECESARIO AL DEMÓCRATA NECESARIO / LA MÁSCARA DEL PODER: DE LA CONCERTACIÓN POPULISTA A LA EXPLOSIÓN SOCIAL/ EL IMPERIO CONTRACULTURAL: DEL ROCK A LA POSTMODERNIDAD

DESCARGUE OTROS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:

Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:



domingo, 13 de mayo de 2018

PATRIA CONTRA IMPERIO


Luis Britto García 

   El Imperio inicia una ofensiva para reimponer en el mundo la unipolaridad y el avasallamiento de los pueblos. La soberanía de los Estados Nacionales y su integración en organismos regionales es el bastión de resistencia jurídica, económica, social, política, estratégica y cultural contra esta ofensiva planetaria.
     Lo que está planteado hoy es la disyuntiva entre Patria o Imperio, soberanía o dominación, independencia nacional o tutelaje: de la resolución de estas  tensiones  contrapuestas depende la supervivencia de la humanidad.

    La soberanía es el derecho absoluto inalienable y perpetuo de un cuerpo político de darse sus propias leyes y normas, de aplicarlas con sus propias autoridades, y de resolver las controversias relativas a la aplicación de ellas con sus propios tribunales.

   La soberanía reside de manera total e inalienable en el pueblo y en Venezuela tiene su máxima expresión en la convocatoria de elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente y la sanción por referendo de la Norma Suprema, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

    La soberanía tiene un conjunto de manifestaciones, que no pueden ser eliminadas sin aniquilar la soberanía misma: 

   Las controversias relativas al orden público interno venezolano no pueden ser sometidas a órganos jurisdiccionales foráneos ni decididas por ellos.

  Ni países ni organizaciones internacionales extranjeras tienen derecho de imponer sanciones a Venezuela ni de hacerlas cumplir por la fuerza u otros medios coercitivos.

  Carecen de validez cuantos contratos, acuerdos, pactos o tratados intenten anular o disminuir la soberanía de Venezuela.

   Carecen asimismo de validez los procedimientos o procesos encaminados a conculcar o dejar sin efectos la soberana potestad del pueblo de elegir y mantener democráticamente en el poder a sus gobernantes. 

   Venezuela tiene el derecho soberano de promover organismos de integración regional y formar parte de ellos para fortalecer la economía, la cultura, el intercambio y la defensa de Amèrica Latina y el Caribe.

   Venezuela tiene el derecho inalienable e irrevocable de imponer los impuestos y contribuciones necesarios para cubrir los gastos públicos, de destinar éstos a las metas y objetivos que estime procedentes, de establecer el régimen de la propiedad y de sus eventuales restricciones, limitaciones y expropiaciones o confiscaciones, y de utilizar los instrumentos de política fiscal indispensables para proteger la producción y las industrias nacionales y el bienestar y satisfacción de las necesidades de la población. 

   Venezuela tiene el derecho de propiedad sobre sus recursos naturales y sobre las riquezas del subsuelo, y sobre aquellas empresas para explotarlos en los cuales se estime indispensable la propiedad pública total o parcial de los activos.

   El sistema tributario se rige por los principios de legalidad, progresividad y territorialidad, según el cual los ingresos causados en nuestro país deben satisfacer sus impuestos en él. 

   Las reservas internacionales de nuestro país no pueden ser embargadas ni confiscadas por organizaciones o tribunales extranjeros.

  Venezuela tiene el derecho y el deber de preservar la legitimidad y transparencia de todos los procedimientos y actuaciones relativos a la Deuda Pública tanto externa como interna, así como el de adherir a movimientos y procedimientos de revisión y anulación de la Deuda del Tercer Mundo. 

  Venezuela tiene el derecho y el deber de ejercer el control de precios con sanciones eficaces y disuasivas, así como el de adoptar las medidas indispensables para erradicar el contrabando de extracción y ejercer un control efectivo sobre sus fronteras.

  La cultura es el vínculo que constituye y une a la Nación, y ésta a su vez el cuerpo colectivo para cuya defensa y administración se crea el Estado. 

  Venezuela tiene el derecho inalienable e irrevocable de preservar, promover, difundir y proteger la riqueza y diversidad de su patrimonio cultural y de sus manifestaciones creativas, así como la de aquellas originadas en el ámbito del resto de América Latina y el Caribe. 

  La historia de nuestro pueblo, sus tradiciones y su bagaje cultural son la mejor herramienta para fortalecer la Venezolanidad, el arraigo y el sentido de pertenencia a la tierra y a la Nación, enfrentando la Desmemoria y la imposición de identidades ajenas.

  Contra la soberanía de Venezuela se ha alzado una doctrina cuyo mejor exponente es el documento “Masterstroke”, suscrito por el comandante en jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Kurt Walter Tidd.

   Según este documento, no tenemos los venezolanos derecho a elegir nuestro gobierno; y en caso de que lo hagamos éste debe ser depuesto por la fuerza por Estados Unidos y sus cómplices,  quienes deben suplantar al pueblo de Venezuela en el ejercicio de la soberanía, pues las fuerzas opositoras, cito, “no tienen el poder de poner fin a la pesadilla venezolana”. Vale decir, el Imperio y sus sirvientes deben ejecutar lo que nuestro pueblo no tendría la voluntad o la fuerza para realizar.

   Pueblo sin poder es pueblo sin soberanía, y la soberanía se demuestra de una sola manera: ejerciéndola.

    O Patria o Imperio; o esclavitud o soberanía. Elijamos.

PD: El lunes 14 a las 10 am en el teatro Bolívar, Plaza Bolívar, gran foro sobre el tema PATRIA VS IMPERIO, con ponencias de Vladimir Acosta, Pasqualina Curcio, Iraida Vargas y Luis Britto García.
 
  
TEXTO/FOTO: LUIS BRITTO
VEA EN YOUTUBE:
LA PLANTA INSOLENTE: VENEZUELA CONTRA SEIS IMPERIOS
Cómo Venezuela ganó la Guerra de Cuarta Generación en el siglo XX
DIRECCIÓN: Román Chalbaud GUIÓN: Luis Britto García
INAUGURAMOS PÁGINA WEB:
COMO MUCHOS DE MIS LIBROS ESTÁN AGOTADOS, CON LA INVALORABLE COLABORACIÓN DE RAFAEL PIRE CORDERO INAUGURAMOS LA  PÁGINA WEB:
DONDE EL LECTOR ENCONTRARÁ LOS SIGUIENTES TÍTULOS: 

TODO EL MUNDO ES VENEZUELA/ LA CIENCIA, FUNDAMENTOS Y MÉTODO / CONCIENCIA DE AMÉRICA LATINA/ RAJATABLA/ AMÉRICA NUESTRA, INTEGRACIÓN Y REVOLUCIÓN, TOMOS  I Y 2./ DEMONIOS DEL MAR: PIRATAS Y CORSARIOS EN VENEZUELA, 1528-1727 / DICTADURA MEDIÁTICA EN VENEZUELA / LA MÁSCARA DEL PODER: DEL GENDARME NECESARIO AL DEMÓCRATA NECESARIO / LA MÁSCARA DEL PODER: DE LA CONCERTACIÓN POPULISTA A LA EXPLOSIÓN SOCIAL/ EL IMPERIO CONTRACULTURAL: DEL ROCK A LA POSTMODERNIDAD

DESCARGUE OTROS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:

Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:





sábado, 5 de mayo de 2018

NI DEMOCRACIA FORMAL NI SOCIAL



Luis Britto García

Demasiado fuerte es el prestigio de la Democracia como para que la clase dominante siga negándola.

A partir de la antigüedad grecorromana el debate político se centra en alcanzar la democracia formal como instrumento para conquistar la económica y social.

Desde el siglo pasado la estratagema  de la derecha consiste en conceder la primera para negar la segunda.

Tras duras y prolongadas batallas consiguió el pueblo  el sufragio universal; la oligarquía lo inutilizó  limitándolo a la selección de mandatarios. 

Así ocurrió en Venezuela con el Pacto de Punto Fijo de 1958: su primera cláusula limitaba el debate electoral a planchas y candidaturas, la segunda imponía un programa único para los contendores;  la tercera excluía a socialistas y comunistas.
Nadie puede cambiar el juego jugando con las reglas del juego.

Desde fines del siglo XX movimientos progresistas ganan  elecciones en América Latina, respetan  escrupulosamente los principios del llamado juego democrático, garantizan  total libertad de expresión,  independencia de los poderes, propiedad privada sobre la mayoría de los medios de producción, ejemplar garantía de  derechos humanos legales, económicos y sociales. 

La derecha utiliza esas libertades para impugnar elecciones legítimas como fraudulentas, dar golpes de Estado militares, mediáticos, judiciales y  legislativos,  diluviar desinformación y falsas acusaciones de violación de derechos humanos,  desatar guerras económicas, de Cuarta Generación y ofensivas paramilitares de homicidio selectivo, linchamientos y terrorismo, instaurar dictaduras o seudodemocracias que revierten toda conquista económica y social.

De nada le valió a ningún progresismo su buena conducta y su atildado legalismo: contra todos clase dominante e imperio tiraron a matar, como si se tratara de  revoluciones radicales.

Cuando el pueblo intenta utilizar la democracia formal como instrumento para la económica y social, la clase dominante no concede ni la una ni la otra.

Ejemplos, el bloqueo y agresión contra Nicaragua, los consecutivos derrocamientos de Mel Zelaya, Fernando Lugo, Dilma Rousef, la tentativa de secesión de Bolivia, el golpe contra Correa, el encarcelamiento de Lula, el exterminio de dirigencias radicales en Colombia a partir de los Acuerdos de Paz,  el ininterrumpido intento de aniquilación del movimiento bolivariano sostenido  desde su primera victoria electoral en 1998, crímenes todos perpetrados con prescindencia del pueblo e incluso contra su voluntad.

En todos presenciamos el acoso contra movimientos que llegaron a la primera base política, alcanzaron a veces a la segunda base social pero no pudieron conquistar la tercera base económica ni culminar la carrera convirtiendo a la clase dominada en dominante.

Recordemos que Zelaya y Lugo apenas intentaron tímidas reformas contra las trasnacionales; que Cristina Kirchner tras su frustrado enfrentamiento con los latifundistas pactó con el centro, que también lo hizo Dilma y que Temer era su vicepresidente; que aparte de sus dramáticos logros contra la desigualdad y en el bienestar, ningún progresismo logró  la propiedad social integral de los medios de producción ni la abolición de las clases sociales. 

Mala es una guerra en la cual la reacción  emplea todas las armas legales e ilegales y la Revolución ninguna.

Tras matar al tigre político no hay que tenerle miedo al cuero económico y social.

Dormir con el enemigo puede acarrear el sueño eterno.



TEXTO/FOTO: LUIS BRITTO


VEA EN YOUTUBE:

LA PLANTA INSOLENTE: VENEZUELA CONTRA SEIS IMPERIOS

Cómo Venezuela ganó la 
Guerra de Cuarta Generación en el siglo XX


DIRECCIÓN: Román Chalbaud GUIÓN: Luis Britto García

INAUGURAMOS PÁGINA WEB:
COMO MUCHOS DE MIS LIBROS ESTÁN AGOTADOS, CON LA INVALORABLE COLABORACIÓN DE RAFAEL PIRE CORDERO INAUGURAMOS LA  PÁGINA WEB:
DONDE EL LECTOR ENCONTRARÁ LOS SIGUIENTES TÍTULOS: 

TODO EL MUNDO ES VENEZUELA/ LA CIENCIA, FUNDAMENTOS Y MÉTODO / CONCIENCIA DE AMÉRICA LATINA/ RAJATABLA/ AMÉRICA NUESTRA, INTEGRACIÓN Y REVOLUCIÓN, TOMOS  I Y 2./ DEMONIOS DEL MAR: PIRATAS Y CORSARIOS EN VENEZUELA, 1528-1727 / DICTADURA MEDIÁTICA EN VENEZUELA / LA MÁSCARA DEL PODER: DEL GENDARME NECESARIO AL DEMÓCRATA NECESARIO / LA MÁSCARA DEL PODER: DE LA CONCERTACIÓN POPULISTA A LA EXPLOSIÓN SOCIAL/ EL IMPERIO CONTRACULTURAL: DEL ROCK A LA POSTMODERNIDAD

DESCARGUE OTROS LIBROS DE LUIS BRITTO EN INTERNET:

Dictadura Mediática en Venezuela:
El Imperio Contracultural: del Rock a la Postmodernidad:
La invasión paramilitar: Operación Daktari:
Socialismo del Tercer Milenio:
tercer-milenio.pdf
La Ciencia: Fundamentos y Método:
ciencia-fundamentos-y-mc3a9todo.pdf
El pensamiento del Libertador: Economía y Sociedad:
La máscara del Poder:
La lengua de la Demagogia:




domingo, 29 de abril de 2018


EN UNA GUERRA SI TE ATACAN TIENES QUE DEFENDERTE




Por Carlos Aznárez, Resumen Latinoamericano, 25 abril 2018
Hablar con Luis Britto García es un placer para cualquier comunicador, ya que es un libro abierto de ideas, críticas, sugerencias y propuestas enriquecedoras sobre el momento crucial que vive la Revolución Bolivariana. Escritor, historiador, ensayista y dramaturgo venezolano, autor de numerosos ensayos y obras teatrales de trascendencia internacional. Entre otros textos de su pertenencial está aquel de «Guaicaipuro Cuatemoc cobra la deuda a Europa», que muchos atribuyen a diversos autores. Pero además de todos estos conocimientos, Britto es un militante integral revolucionario dispuesto a poner el cuerpo cada vez que lo convocan. Con él estuvimos recientemente en Lima en ocasión de la Cumbre de los Pueblos y esto es lo que nos dijo:


Muy pronto va a haber elecciones en Venezuela, estas son para su país y para América Latina totalmente estratégicas ¿Cómo ve el panorama en este sentido? ¿Ves a las fuerzas chavistas con capacidad de ganar y seguir gobernando con efectividad?

-En Venezuela se ha dado un fenómeno que debe haber interesado mucho a América Latina. A finales del año pasado hubo una derrota electoral del poder legislativo que fue reconocida inmediatamente por el Bolivarianismo, y que no se debió a que la derecha haya aumentado su caudal de votos, sino a que evidentemente una gran cantidad de bolivarianos se abstuvieron de ir a votar disgustados por la situación económica. El caudal electoral de la derecha sólo aumentó un 4%. Esto envalentonó al sector, pensó que iba a tener el poder de inmediato, pero esto no fue así y entonces se dieron una serie de procesos electorales donde el bolivarianismo ha tenido triunfos estruendosos.

Es importante señalar, una vez más, que el sistema electoral de Venezuela según lo calificó el propio Jimmy Carter, es uno de los más perfectos del mundo. Añadió que quizás el de Estados Unidos era uno de los más imperfectos. Son triunfos electorales verdaderos, inobjetables, las pocas veces que el Bolivianarismo ha sido derrotado, lo ha reconocido de inmediato. Y de hecho siempre hay un conjunto de Estados o municipios en los cuales gana la oposición. Ha sido reconocido, a su vez su victoria en el poder Legislativo, entonces, las victorias bolivarianas son inobjetables y esclarecedoras porque se lo acusaba mucho de que es un movimiento clientelar, un movimiento populista que se sostenía sobre la dádiva, y sigue triunfando en plena crisis.

-¿Cuánto inciden en el proceso actual la guerra económica?

-Venezuela está hace unos 5 años o más en un proceso muy difícil de guerra económica y eso provoca que algunas situaciones de abastecimiento se han hecho muy difíciles, sin embargo el pueblo ha respondido a la ideología del bolivarianismo. Primero son triunfos electorales indiscutibles; segundo certifican que el bolivianarismo es un movimiento ideológico y que su base fundamental no es la repartición de dádivas, aunque ha tenido logros extraordinarios. Venezuela pasó a ser un país de desarrollo humano bajo, a ser uno de desarrollo humano alto.

Posiblemente en las próximas elecciones el bolivarianismo obtenga otro triunfo, entre otras causas porque la propia derecha tiene una posición vacilante. Por ejemplo: primero ofreció que iba a convocar al referendo para ganar de inmediato la presidencia, no pudo hacerlo, y en vez de pedir la consulta popular -que se ha estado oponiendo a las mismas- no quiso participar en las constituyentes, de modo que por segunda vez se abstiene casi totalmente a un proceso electoral y a la entrega de todo el poder al Bolivarianismo

Actualmente la derecha está dividida; una parte dice que no va a participar en esas elecciones; Otra parte está participando y uno de los candidatos más destacados allí, es Henri Falcón. En un cuadro de confusión y de desmoralización de la derecha es muy probable que se vuelva a tener otra victoria electoral.


Hay un tema que evidentemente preocupa mucho a la población venezolana, que es el de la guerra económica: ¿Cuál es la razón por la que no se pueda frenar este ataque que hacen el imperio y la derecha local contra la economía venezolana?

-El primer aspecto de la guerra económica está totalmente fuera del Bolivianarismo y de Venezuela. Se trata del dumping del petróleo, los hidrocarburos, y la consiguiente baja de los precios. En mi opinión lo que ha pasado en los últimos años es que grandes potencias desarrolladas han provocado una sobreventa artificial de hidrocarburos para que los precios bajen y quebrar a las Industrias de los países no alineados con ellos.

En ese sentido coincidieron: la entrada en el mercado de la producción Iraquí que es más de tres millones y medio de barriles diarios, el retiro de unas sanciones de bloqueo que existían contra Irán que tenía reservas de hidrocarburos acumulados durante años que entraron repentinamente al mercado; Por otro lado la producción de Libia: el grupo de facciones que tiene el poder allí empezó a vender a precios bajos con el objetivo de comprar armamento; Arabia Saudita colaboró un poco con esto, sobrevendiendo petróleo, también, a precios irrisibles porque ellos obtienen los mejores hidrocarburos del mundo y sus costos de producción son menores que el resto.
Además parece que los gobiernos necesitaban armarse en prevención de posibles disturbios internos, y entra allí como un elemento muy importante el salto de Estados Unidos a ser, aunque parezca contradictorio, la primera productora del mundo de hidrocarburos. Esto lo ha hecho a través de una inmensa inversión de capital y de esfuerzo y a costa de la destrucción de su medio ambiente con hidrocarburos de esquistos.

Entonces una serie de factores coordinados internacionalmente provocaron una sobreventa de petróleo y el descenso de los precios. El barril de la cesta venezolana durante los momentos de crisis había superado los 100 dólares, repentinamente, el año antepasado cerraba a 23 dólares el barril y producirlo costaba alrededor de 18. En Venezuela el 95% de las divisas que ingresan vienen de la industria petrolera porque nuestro sector privado tiene muy poca capacidad de exportación y de importación de divisas, eso desde luego provocó un golpe en nuestras finanzas.

Este factor está fuera de control nuestro, pero sin embargo la actitud que se tomó es la correcta; instar a los demás miembros de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) a guardar la disciplina fiscal, a no sobrevender para resistir esta mala época. Fue así que el precio del petróleo empezó a repuntar. Ya el barril anda en 60 dólares, casi triplica el precio del año antepasado y entonces hay sustanciales ingresos.

-¿Aparte de el precio del petróleo hubo otros factores que reforzaron esta guerra económica?

-Sí, otro factor que forma parte de esta guerra económica son las calificadoras de riesgo. Lamentablemente casi todos los países necesitan créditos para su desarrollo, entonces tienen que recurrir a la deuda externa, allí hay un escollo, que son las calificadoras de riesgo. Ellas determinan que tasas de interés se les cobra a cada país. Hay países que tienen medio siglo de guerra civil todavía, y sin embargo las calificadoras de riesgo le atribuyen una tasa del 5%. Por ejemplo: los intereses de un crédito de capital devienen a esa taza.

Somos un país que en realidad no ha tenido guerra civil, yo creo que la ultima fue a principio del siglo XX, y nos asignan tasas de riesgo de 35%, entonces se nos hace el crédito público externo inalcanzable. Y además cuando lo adquirimos tenemos que pagarlo a tasas casi confiscatorias, usurarias. Eso es otro de los elementos fuera de nuestro control. Venezuela siempre ha sido un fiel pagador de la deuda pública, por lo menos desde 1930 en que el tirano Juan Vicente Gómez, canceló totalmente la deuda. Entonces, se ha adquirido deuda pero siempre se la ha pagado puntualmente, sin embargo arbitrariamente estas empresas nos califican como uno de los más altos riesgo países cuando no hay guerra civil, donde hay los más grandes recursos de hidrocarburo contados por país del planeta, y eso es una acción de agresión económica que tampoco nosotros podemos condicionar.

Siguiendo por la línea de los elementos externos no controlables: se lanzó una criptomoneda y Estados Unidos acaba de prohibir a los estadounidenses de usarla. Adicionalmente se habló de sanciones, mal llamadas sanciones por que no tienen el poder de sancionar a ningún venezolano y además han ejercido presiones para que se retrasan pagos: Venezuela tiene fondos en el exterior para pagar importación y por razones misteriosas da una orden para que se inmovilice un pago, ese pago tarda meses en salir de modo que es todo un sabotaje coordinado del exterior.

Hay que señalar lo siguiente: se ha acusado a Venezuela de ser un país improductivo, parásito, pero produce 88% de los alimentos que consume. Si es verdad que no produce ciertos insumos como maquinarias complejas que son necesarios para esa producción, tampoco se producen medicinas. Entonces allí está la constelación de elementos que están fuera de control. Hay de verdad una guerra económica, estratégica y diplomática contra Venezuela.
-Pero es innegable que hay productos que sí se producen y que se “escapan” diariamente hacia Colombia por la frontera.

-Ahora para los factores que sí están dentro de nuestra posibilidad de acción: el presidente Maduro ha dicho que el 40% de lo que se produce o importa se va por la frontera. Tenemos con Colombia una frontera de unos 2200 km lineales y por allí se va un contrabando de extracción que seguramente alcanza la magnitud que dice Nicolas Maduro. ¿Por qué? Los bienes básicos están subsidiados, entonces es un negocio casi superior al narcotráfico, adquirir bienes subsidiados, desde la gasolina que es la más barata del mundo, pero también alimentos, insumos esenciales, pasarlos por la frontera y venderlos inmediatamente al doble, triple y hasta a diez veces más su valor y quince veces y veinte veces. Esto es cotidiano.

Estados Unidos con todo su poderío no ha podido controlar la frontera con México dicen ellos, pero creo en realidad que dejan pasar a los mexicanos porque les sirven de mano de obra barata.
Es dificultoso controlar esa frontera, tenemos otra extensísima con Brasil, y otra con Guyana y son todas muy permeables. De todos modos sí creo que nos corresponde a los propios venezolanos una responsabilidad en garantizar la no permeabilidad de esa frontera. SI nosotros dejamos las fronteras filtrables no podemos culpar a los demás por violar las líneas fronterizas.

-Hay otro elemento que suena a suicidio y que es el de dar a ciertas empresas dólares a bajo costo…

-Tal cual. El segundo elemento se para sobre toda una serie de operaciones desafortunadas para mantener la importación de algunos insumos esenciales. El gobierno venezolano da los llamados dólares preferenciales: que se trata sobre un dolar que el estado venezolano ha asignado a las empresas a 1 dolar 10 bolívares, para que puedan hacer importaciones básicas de productos que no se producen y son necesarios, como las medicinas, ciertos tipos de maquinarias etc. El presidente Maduro dijo que se llegaron a dar sesenta mil millones de dólares a empresas de maletín que hicieron importaciones fantasma. Esto es gravísimo. Cómo es posible que se les dé esa cantidad de dinero a empresas y que nadie se preocupe por ver si son empresas reales.

Ahí hay una investigación y de hecho la fiscalía ha abierto centenares de causas y ha encarcelado a centenares de personas por manejos y manipulaciones dolosas. Repito nuevamente, esto también está bajo nuestra responsabilidad, pero lamentablemente gran parte de estos dólares preferenciales se les entrega a un oligopolio de más de una decena de empresas. Se siguen asignando dólares a esos mismos grupos que los han malversados, que no los han utilizado para las finalidades para los cuales fueron concedidos.

Entonces es necesario la acción de nuestro ejecutivo para evitar que continúe esa sangría de los recursos venezolanos, hay que señalar los siguiente: Alegan las empresas que ellos han encarecido los productos, que los han retirado, por que el estado no les da dólares preferenciales, lo cual es enteramente falso. Desde el año 2013 el estado ha triplicado la cantidad de dólares preferenciales que se les ha dado a estos oligopolios para la importación y distribución de bienes y en el caso de la medicina, que es uno de los más sensibles en ese lapso, se ha cuadruplicado la cantidad de dólares.

¿Qué ocurre entonces? Desde antes que el Bolivarianismo ganara las elecciones ha habido una guerra del sector económico privado contra el bolivarianismo, porque primero empezó a tomar medidas sociales, y después se declaró a partir del año 2004 socialista.

Hay una guerra económica entre el sector privado y el sector público. El sector privado ha hecho un acaparamiento sistemático de bienes, para retirarlos de circulación, por ejemplo productos de higiene personal. El sector venezolano tiene las más altas tasas de consumo en productos de higiene personal de Latinoamérica. Entonces, escondían los productos más esenciales de higiene personal para causar molestia a la población que tiene hábitos de limpieza muy acentuados. Además de eso empezaron a ocultar ciertos grupos de alimentos, no es que subieran de precio, sino que los ocultaban, los hacen desaparecer repentinamente.

En alguna inspección se encontraban galpones con millones de unidades de huevos que se estaban pudriendo porque simplemente se los sacó de circulación para crear malestar. Esto ha sucedido con infinidad de bienes en infinidad de rubros.
Se trata de un plan sistemático de desabastecimiento para crear incomodidad en la población, y en ese caso me da la impresión que las autoridades no han respondido con la energía que hubiera sido necesaria. En una guerra, si el adversario te está golpeando tú tienes que responder.

Me gusta repetir ahi algo que inventé como fábula, teniendo en cuenta que Venezuela es un país con un sistema económico mixto: ‘El gallinero mixto’. Un granjero decide fundar un gallinero, la mitad son gallinas, la otra son zorros. A la semana los zorros han devorado a las gallinas y devoran al granjero también. Entonces si tú intentas mantener dos lógicas, una solidaria, humanista fraternal, y al mismo tiempo, le das lugar a la lógica explotadora, usurera. Bueno es fácil ver cómo esa lógica predatoria, sin ningún tipo de valores, o restricción terminará destruyendo o intentando destruir al socialismo y es lo que está sucediendo.

-¿Propuestas urgentes para salir de esta situación?

-En ese sentido yo he propuesto, reiteradamente, que el estado asuma la importación y distribución de bienes básicos, y en última instancia que asuma la nacionalización de la banca. La banca tiene el papel de intermediación, en muchísimos casos lo que hace es manejar simplemente las nóminas de pagos que da el Estado y entonces no cumple su función y lo que hace es sabotear.

Por ejemplo, y ahí entramos en otra fase; Ha habido una cuestión casi increíble y es que se ha destruido el valor del signo monetario, los economistas clásicos dicen que es por que se ha impreso demasiado papel y entonces el papel perdería su valor porque es dinero inorgánico, pero esto es falso. En los galopes inflacionarios han precedido a la impresión de dinero y al aumento de salario. De repente la inflación crece un 30, 40 50, entonces el estado ordena un incremento de salario e intenta imprimir más papel pero es para tratar de alcanzar un proceso ya cumplido.

Los neoliberales dicen que no, que ese proceso obedece a que se elevan los salarios, obedece a que se imprime más papel, al extremo de que uno de los elementos contradictorios, implica que a veces no hay papel moneda suficiente para pagar y cumplir con los compromisos y entonces nos tenemos que manejar con dinero de plástico, de tarjeta. Aquí entra otro elemento extraño: cantidades inmensas de billetes pasan la frontera y son acaparadas en las casa de cambio o en las bancas extranjeras. Se ha encontrado algunos de los bancos con enorme depósitos de billetes venezolanos que se negaban a entregar al público diciendo que no había efectivo circulante. Entonces se va produciendo en Venezuela la gran paradoja de un país sin circulación monetaria real, y eso coloca a las circulación monetaria en manos de quien manejan tarjetas de crédito o débito y los operativos electrónicos para hacer transferencias con ella etc.

En Paraguay se han descubierto galpones con toneladas de billetes venezolanos, desde luego no tiene sentido sacar el signo monetario venezolano al exterior por que es una moneda que se ha ido devaluando, evidentemente se lo hace con la mala intención de hacer que se quede sin circulación. Es un gran sabotaje global de gran magnitud, al cual que se debería responder con medidas sancionatorias extremas. Es decir se está en una lucha de vida o muerte, no podemos tener dilaciones en ese tipo de combate.

Aquí se añade otro factor más, que es la tasa de cambio artificial y esto ha estado presente en todas las hiperinflaciones que ha habido en América Latina y otros sitios del mundo. En Argentina hubo una hiperinflación en una cosa llamada dolar blue, habia una pagina que ofrecía una supuesta cotizacion del dólar y entonces eso fue tumbando el valor de la moneda argentina. Sucedió en Nicaragua también una hiperinflación en los tiempos del primer sandinismo.
En todos esos casos ¿Qué ha habido? Un ataque imperial coordinado. ¿Y por que la publicación de esas tasas falsas de verdad tiene impacto en la economía? Por que operan en complicidad con un sector económico que por un lado, quiere derribar al gobierno popular, y por otro lado encuentra allí una forma especulativa de enriquecerse rápidamente.

Si yo tengo mil dólares y sale una tasa y dice que un dólar cuesta cien mil bolívares y si la otra semana dice que vale doscientos mil bolívares, extraordinario, porque yo como comerciante elevo mis precios, los inflo desmesuradamente, y sobre esas tasas se aseguran unos niveles de ganancia gigantes, y además estoy saboteando económicamente a un gobierno que no me es grato. Hay una conspiración entre los empresarios y esas tasas falsamente asignadas.

¿Cual seria el remedio de eso? Fijar de verdad controles de precios y hacerlos respetar. Si el sobreprecio, la especulación y el acaparamiento no son sancionados que es lo más probable que suceda. Son industrias muy lucrativas, el contrabando de extracción si no es debidamente sancionado puede provocar tasas de ganancias de mil, dos mil, veinte mil porciento. Entonces lo más probable es que se siga ejecutando, en este caso hace falta una acción verdaderamente decidida, pronta y eficaz del gobierno y eso sí nos corresponde a nosotros.

Esta es la perspectiva de la llamada guerra económica, y tiene muchas variantes más pero estos son los lineamientos generales. Hay que señalar que contra todos los gobiernos progresistas se ha procedido con este tipo de guerras, se lo hizo contra el Chile de Allende, contra la Nicaragua del Sandinismo, contra El Salvador, contra Venezuela, contra Argentina sin la necesidad siquiera de que haya gobierno progresista. Hubo ataques de este tipo, espirales inflacionarias inmensas y entonces para señalar la falsedad de eso, está el hecho de que hace poco, creo que en conjunción con la emisión del Petro la cotización del dólar bajó pero los precios no bajaron. Los precios supuestamente dependen de esa falsa cotización del dólar. El dólar bajó y los precios del mercado siguen subiendo. Es un fenómeno de especulación concertada y que al no ser sancionada se repite, se hace 
crónico.


VEA EN YOUTUBE:

LA PLANTA INSOLENTE: VENEZUELA CONTRA SEIS IMPERIOS
Cómo Venezuela ganó la Guerra de Cuarta Generación en el siglo XX